Los mexicanos se abstienen de entrar a sus viviendas por temor a nuevas sacudidas

  • Hace cinco meses ya habían sufrido uno, altamente letal

Por Karel

Aún no se habían repuesto totalmente del terremoto de Septiembre del año pasado, los mexicanos sufrieron el Viernes 16, un Nuevo terremoto de 7,2, en el centro y sur de la población.

El terremoto se sintió con fuerza en la capital mexicana, ubicada a unos 360 kilómetros al norte del epicentro, ubicado en las cercanías de la localidad de Pinotepa Nacional, en el sureño estado de Oaxaca.

El pánico y la angustia se hicieron notar por las fuertes sacudidas que trajeron a su memoria el terremoto de hace cinco meses, cuyo saldo fue de 369 víctimas mortales.

Hasta el momento no se han registrado muertes. Solo se han reportado daños en las fachadas de edificios. Los servicios de Meteorología tuvieron tiempo de alertar minutos antes.

De otro lado, el helicóptero utilizado por el gobernador de Oaxaca y su secretario, con el fin de inspeccionar el movimiento telúrico, se despolomó, ocasionando la muerte de dos personas que estaban en tierra. Los dos funcionarios resultaron milagrosamente ilesos .

Se espera, que durante los operativos, no se hayan encontrado víctimas