Los barranquilleros celebramos el día de la Virgen del Carmen a puertas cerradas por Toque de Queda y Ley Seca

 

  • No procesiones, ni fiestas con el fin de amortiguar la acentuada crisis sanitaria del Coronavirus​

Por Eco

Este año 2020 no se escuchara’ el tema de los hermanos Zuleta cantándole a la Virgen del Carmen en su día ; ​ y tampoco se cumplirán ​ las procesiones de los devotos feligreses, ni se escuchará el bullicio a ritmo de pitos de los conductores del transporte vehicular en Barranquilla, en honor a su santa Patrona.​

  • Este año la celebración religiosa se hará a puertas cerradas por el Toque de queda y Ley Seca decretados con justa razón por el alcalde y la gobernadora, para amortiguar la propagación ​ del COVID 19 que abruma a la ciudad y el departamento.

El fervor de los devotos se limita este año de pandemia, a promesas y oraciones elevadas a la querida virgen de los barranquilleros.

  • La crisis sanitaria al borde del colapso y el aislamiento social preventivo obligatorio, ha opacado la celebración de la Virgen del Carmen, considerada a través del tiempo, como una de las fiestas más alegres de la comunidad católica del Caribe Colombiano.

La Virgen del Carmen además de los conductores, es También la patrona de la Policía Nacional, del Ejército Nacional, y de los marineros, porque a ella se le atribuye la protección en estado de peligro y el acompañamiento y la guía en el difícil camino de la vida.

  • Hoy las calles de la ciudad permanecen vacías y austeras vigiladas por 400 policías, cuya finalidad es la de garantizar el cumplimiento de las medidas especiales de restricción, por el bien de la ciudadanía, amenazada por el virus mortal.