Esposa del fiscal Aldana incurrió en ignorancia deliberada y debe quedar presa, dice Fiscalía

Ante la decisión del Juzgado 81 Penal de Bogotá, con función de garantías, que negó la medida de aseguramiento preventiva en contra de Margarita María Useche Molina —como presunta responsable de los delitos de enriquecimiento ilícito de particulares, cohecho propio y asociación para delinquir contra la función pública—la Fiscalía General de la Nación interpuso el recurso de apelación.


El togado consideró que la procesada no representa un peligro para la sociedad y que no tiene la capacidad para obstruir a la justicia.
Sin embargo, el fiscal a cargo del proceso manifestó que ella en su relación sentimental con el fiscal Rodrigo Aldana tenía conocimiento de sus actividades ilegales y que el apartamento que él le dio no hacía parte de la masa de bienes del funcionario sino producto de una contraprestación para que fuera dictada la improcedencia de la investigación contra el exsenador Otto Bula en el caso Odebrecht.

“Ella recibió este apartamento de su ex compañero sentimental, el fiscal Aldana, como objeto material de la promesa remuneratoria a favor de Bula del fiscal Aldana para defraudar a la justicia”, agregó el fiscal.
Asimismo agregó que “por ser el producto de un acto de corrupción, según la aceptación de cargos que hizo el fiscal Aldana en otro proceso, el inmueble será objeto de un proceso de extinción de domino”, sostuvo el fiscal adscrito a la Unidad Anticorrupción.

Para la fiscalía se trata de una figura contemplada en la doctrina penal denominada

“ignorancia deliberada”,

la cual es equivalente al dolo, es decir que ella sabía que el inmueble es de origen ilícito, que estaba cometiendo un delito, y aun así aceptó que se configurara el delito.
En todo caso, si la procesada es declarada culpable en juicio se expondría a una pena que supera los 13 años de prisión, según advirtió el delegado acusador.

CMRM/DLBM