El Presidente Correa agradece la cruzada nacional e internacional para ayudar a las víctimas del terremoto

Tecnoglass 1000X180-LOGOSportada0220 de Abril de 2016 – 18h49

Quito (Pichincha).- Hasta el medio día de hoy (miércoles 20 de abril), según cifras oficiales 525 personas murieron en el trágico terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter que afectó a las provincias de Manabí, Esmeraldas, Los Ríos y Guayas.

El dolor en el país es inmenso, pero cuando fueron rescatadas 54 personas entre los escombros de las edificaciones colapsadas surgió la esperanza. Eso es el 10%, es un porcentaje alto porque se reaccionó oportunamente, dijo el Presidente de la República, Rafael Correa, durante un conversatorio con medios de comunicación nacionales e internacionales, realizado en Quito.

El Mandatario resaltó la labor de los rescatistas, que llegaron de diferentes partes del país y el mundo para apoyar a las víctimas del cataclismo. “Es una labor extraordinaria y muy exitosa, en condiciones extremas sin agua y sin luz”, enfatizó.

Para los damnificados las acciones que toma el Gobierno Nacional, son inmediatas. Hasta el momento, 100 vuelos han transportado agua hasta la zona del desastre; se han receptado 13.000 toneladas de alimentos y tres barcos llegaron hasta el puerto de Manta con miles de litros de agua. Esa ayuda llegó de diferentes rincones del país y de varias naciones del mundo que se solidarizan con el Ecuador.

A ello se debe sumar el aporte de empresas de agua, las cuales pusieron a disposición de los damnificados toda la producción del líquido vital. Asimismo, la ayuda internacional continua llegando, esta vez desde los Estados Unidos, arribo un avión con tiendas de campaña (carpas) para los afectados.

Para las labores de búsqueda y rescate de las víctimas, se movilizaron 10.000 efectivos de las Fuerzas Armadas, 4.521 miembros de la Policía Nacional, 4.000 médicos y 1.500 voluntarios.

El Ecuador ahora esta más preparado que nunca para enfrentar este tipo de tragedias, cuenta con carreteras modernas, hospitales, centros de salud, además de varios recursos logísticos como aviones, helicópteros, lo que ha permitido mitigar el impacto de la tragedia.

Además, el Jefe de Estado dijo que 461 Unidades de Policía Comunitaria (UPC) serán utilizadas como puntos de distribución de agua potable y vituallas en la provincia de Manabí, la medida permitirá de forma ordenada y eficiente la distribución de los recursos a los damnificados.

Por otro lado, agradeció a los 1.000 rescatistas de España, Argentina, México, Colombia, Venezuela, Panamá, Chile, Bolivia, quienes colaboran en las tareas de búsqueda y rescate junto a los equipos ecuatorianos. VFB/El Ciudadano

Presidencia de la República del Ecuador