Presidente Santos: “El Acuerdo de Paz se firmará con un balígrafo”

 

Cartagena , domingo, 25 de septiembre de 2016
Foto: Juan David Tena – SIG
En una entrevista con la Secretaría de Prensa, el Presidente de la República afirmó que la mayor lección en estos años de negociaciones de paz se la dieron las víctimas. Incluso cuando llegó a sentirse desanimado.
En una entrevista con la Secretaría de Prensa, el Presidente de la República afirmó que la mayor lección en estos años de negociaciones de paz se la dieron las víctimas. Incluso cuando llegó a sentirse desanimado.
Especial / “Siento una gran emoción y una gran alegría por los colombianos”: Juan Manuel Santos

“Tenemos el desafío por delante de construir esa paz. Que ahí se va a requerir un esfuerzo muy grande entre todos los colombianos  para la construcción de esa paz”, expresó el Mandatario en una entrevista concedida a su Secretaría de Prensa a pocas horas del trascendental momento de la firma de la paz.

El Acuerdo de Paz se firmará con un balígrafo, reveló.

Pocas horas antes de la firma del Acuerdo Final que pondrá fin a más de cinco décadas de conflicto armado, el Presidente Juan Manuel Santos se declaró emocionado y alegre por la llegaiene da de este día.

En una entrevista con la Secretaría de Prensa, el Mandatario der los colombianos admitió que ahora comienza el desafío de implementar los acuerdos.

El Jefe del Estado saludó este domingo a los enviados especiales de medios nacionales e internacionales a la firma del Acuerdo de Paz y les dio la bienvenida a Colombia en esta fecha histórica.
El Jefe del Estado saludó este domingo a los enviados especiales de medios nacionales e internacionales a la firma del Acuerdo de Paz y les dio la bienvenida a Colombia en esta fecha histórica.

El Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto, que suscribirán este lunes 26 de septiembre el Gobierno y las Farc, se firmará con un balígrafo.

Será también el obsequio del Presidente Santos a una quincena de mandatarios que le acompañarán en Cartagena al atardecer, en la firma del documento que sella el fin de más de medio siglo de confrontación con las Farc.

El Presidente declaró que ese tipo de muestras de la creatividad de los colombianos le llegan al alma.

“Nosotros creamos lo que hemos llamado un balígrafo, que es una bala convertida en un estilógrafo, para decir que es la transición de las balas a la educación, al futuro. Y le voy a regalar a cada uno un balígrafo y con ese balígrafo vamos a firmar los acuerdos de paz”, señaló el Mandatario a pocas horas de uno de los momentos más importantes de al reciente de Colombia.

Preguntado sobre qué siente en un momento tan trascendental, como estadista y como ciudadano, Santos dice que siente una gran emoción y algo de temor.

“Siento una gran emoción y una gran alegría por los colombianos. Sobre todo por los niños y los que están por venir. Dejarles a mis hijos, a los hijos de todos los colombianos, un país en paz, un país normal, un país donde no crezcan con miedo, es algo maravilloso.”, expresó.

“Tenemos un desafío por delante de construir esa paz. Que ahí se va a requerir un esfuerzo muy grande entre todos los colombianos  para la construcción de esa paz”, admitió el Presidente de la República.

¿Hay lecciones? El Presidente reiteró lo que aprendió en la Escuela Naval en la misma Cartagena que en este momento tiene pendiente a todo el mundo.

“Que cuando uno tiene puerto de destino, un objetivo, no importa si los vientos son desfavorables, si el mar está muy picado. Hay que perseverar. Y comprobamos que eso es así. Este objetivo era muy difícil, ha sido muy difícil, pero finalmente lo logramos”, sostiene.

Pero advierte una vez más que “es un logro de todos los colombianos. No es un logro mío, ni del gobierno. Esta paz les pertenece a todos y cada uno de los colombianos. Y por eso este esfuerzo que se ha hecho es para todos los colombianos”.

Sin embargo la mayor lección se la han dado las víctimas, una lección de vida.

El Jefe del estado dice que creyó que ellas, por haber sido víctimas, iban a ser las más duras, las más reacias a perdonar, las que iban a exigir más justicia.

“Y resulta que estaba totalmente equivocado. Las víctimas me han dado esa gran lección de vida. Que ellas tienen realmente una  gran compasión, en el sentido de que no quieren que otros sufran los que ellas han sufrido”.

Juan Manuel Santos, que tiene fama de ser un hombre aplomado, un estratega, como un jugador de póker, alguna vez pensó que esto no iba a funcionar.

“Muchas veces me sentí desanimado, que esto no iba a funcionar, que esto iba otra vez a fracasar como fracasó en tantas ocasiones anteriores”, expresa.

Pero aclara que cada vez que escuchaba una víctima, se llenaba otra vez de energía para seguir adelante.

El economista y periodista de 65 años que desde 2010 ocupa la primera magistratura reconoce haber sentido la soledad del poder. Sólo que ante las dificultades, el Presidente de la República no tiene a quién más acudir que a Dios.

“La soledad del poder se siente muchísimo en el palacio. Y en este proceso, por supuesto”, confiesa el Mandatario.

Subraya que “Dios siempre estuvo presente. Yo le rezaba mucho a Dios para que mi inspirara, para que me diera fortaleza,  para que me diera templanza, para que me guiara en muchas de las decisiones que había que tomar”.

“Usted tiene que decidir entre esto y esto. Y uno de los costos de ser presidente es que uno no puede llamar a nadie más, sino que uno tiene que tomar la decisión. Y eso fue una decisión detrás de otra, porque fueron muchas decisiones y muy difíciles”, precisa y agrega que “ahí siente uno la soledad del poder”.

El Presidente Santos considera que su esposa e hijos fueron para él un gran soporte todos estos años. “La familia para mí ha sido fundamental en esta travesía tan complicada. Cuando me veían preocupado, cuando me veían desanimado, me animaban o me cambiaban de tema para que yo me divirtiera en otra cosa”.

Y siempre recuerda a sus padres, el periodista Enrique Santos Castillo y Clemencia Calderón Nieto, ya fallecidos.

“Siempre me hacía yo la pregunta: qué diría mi padre o qué diría mi madre frente a este problema. Han sido para mí una gran inspiración”.

Ahora, cuando  lo que el Presidente Santos llama ‘mula muerta’ del conflicto se está quitando del camino, y le preguntamos  qué piensa al despertar y al dormirse, responde:

“Pienso que valía la pena hacer este esfuerzo y que ahora tenemos que hacer un esfuerzo mayor de aprovechar que ya no tenemos esa mula muerta, que ya no tenemos ese obstáculo. Y que podemos entre todos, y ojalá sea entre todos”.

“Yo sí quisiera que los que han estado por el no, o los escépticos, una vez pase el plebiscito, nos unamos todos para reconstruir entre todos el país”, concluye.

(Fin/gta)