Una inofensiva gripe podría convertirse en una afección mortal

 

En esta época invernal los resfriados están a la orden del día

Por eco

Los médicos afirman que una gripe en condiciones normales tiene una duración de tres o siete días, pero en algunos casos persiste hasta tres semanas, situación que responde a una complicación o al desarrollo de una enfermedad que preexistía y que el virus agudiza. Dichas complicaciones podrían generar infecciones respiratorias, afectando fosas nasales y gargantas o los bronquios.

Es importante que niños, (desde finales del 2016, hasta el año en curso, se han notificado más de 400 niños menores de 5 años, fallecidos en Bogotá, por causa de afecciones respiratorias), adultos de la tercera edad, mujeres embarazadas y las personas que padecen enfermedades respiratorias crónicas, eviten complicaciones al respecto, siguiendo las recomendaciones pertinentes

Entre las afecciones, se destaca la sinusitis que se caracteriza por obstrucción nasal y dolor en la parte superior de la cara. Y de mayor gravedad , la neumonía, que aparece con infección pulmonar, la que urge rápido y especial tratamiento. Lo que habitualmente se califica como “catarro mal curado” es una infección de orden respiratorio provocado por un virus. Los síntomas son más leves y se localizan en la nariz y en la garganta hasta que bajan al pecho, generando la bronquitis.

Si no queremos que una simple gripe se convierta en un mal mayor , sigamos los consejos del médico:

Reposo en casa

Evitar los cambios de temperatura

No fumar y evitar el humo

Ingerir abundante líquido para aflojar la mucosidad

Utilizar un antigripal

Y si la gripe continúa después de tres días, es prioritaria la consulta médica