Nunca hubo tantos esclavos como hoy en el mundo

 

 

Hola —
“Una vez ella me encerró durante tres días en una habitación vacía sin nada que comer ni beber. ¡Sin agua, nada! Nunca antes había sentido tanta sed, la desesperación me estaba volviendo loca, hasta bebí mi orina”. Rosa, ex trabajadora doméstica de Togo en Líbano.

Hoy es el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, sin embargo existen hoy en día más personas viviendo en la esclavitud que en cualquier momento de la historia. Lea la historia de Rosa.

“Me permitían comer dos veces al día, durante dos minutos solamente a las 14 horas y a las 22 horas La señora se quedaba cerca de mí y tomaba el tiempo con su teléfono, hasta que sonaba la alarma. Sólo me daban un pedazo de pan, y la señora nunca me lo daba directamente, lo tiraba al piso. Si no había terminado mi pedazo de pan cuando habían pasado los dos minutos, ella me lo arrebataba y lo tiraba a la basura. Nunca me daba agua, así que me escondía en el baño para tomar agua. […]

Todos los días la señora me pegaba con un zapato, un bastón o una correa sin ningún motivo. Todavía hoy, sigo sintiendo dolor en mis oídos donde ella me pegaba. […]

Pensé que la situación no podía empeorar, pero lo hizo.”

El Protocolo sobre trabajo forzoso de la OIT puede restituir esperanza y libertad a millones de personas como Rosa, atrapadas en la esclavitud moderna. Es un tratado jurídicamente vinculante que requiere que los gobiernos adopten nuevas medidas para prevenir la esclavitud moderna en todas sus formas. Nuestro objetivo es convencer al menos a 50 países a ratificar el Protocolo de aquí a 2018.

Piense que más puede hacer para ayudar a poner fin a la esclavitud moderna.

Gracias,

Kiran Mehra-Kerpelman

Campaña 50 for Freedom