Más de 55.000 asistentes celebraron el Hay Festival Cartagena

 

Más de 55.000 asistentes celebraron en el Hay Festival Cartagena 2017 la fiesta de la palabra

Cartagena, 30 de enero de 2017. La duodécima edición del Hay Festival que concluye hoy engalanó a Colombia de letras y notas musicales, risas, ideas transformadoras y magia. Durante más de cuatro días, a través de 151 eventos en 45 escenarios en Cartagena, Medellín, Riohacha, Aracataca, Arjona y Carmen de Bolívar, más de 55.000 personas disfrutaron de esta gran fiesta de la cultura.

Más de 160 invitados, entre ellos reconocidas personalidades de la política, la ciencia, el deporte, la literatura, la música y el arte coparon las calles de las ciudades que acogieron al Hay en Colombia durante 2017. Grandes escritores internacionales como Hisham Matar, Maylis de Kerengal, Leonardo Padura, Ana María Machado y Joel Dicker; caricaturistas e ilustradores como Alberto Montt y Ricardo Liniers; artistas como Fernando de Szyszlo; neurocientíficos como Ignacio Morgado, Suzanne O´Sullivan y Henry Marsh, y líderes políticos de diferentes países entre los que cabe destacar a los expresidentes Cesar Gaviria de Colombia, Laura Chinchilla de Costa Rica y Felipe Calderón de México quienes conversaron sobre el legado de Hugo Chávez, hicieron del Festival un espacio de encuentro para dialogar sobre las más diversas temáticas de la coyuntura mundial.

“Cada año encontramos nuevas temáticas para abordar conversaciones que nos permitan entender mejor el mundo. Además de la literatura, la música y el dibujo, este año, por ejemplo, hablamos de neurociencia, en tres charlas que terminaron con fuertes aplausos. El encuentro entre diversas ramas del saber es lo que nos impulsa a seguir imaginando el mundo”, expresó Cristina Fuentes, directora del Hay Festival Américas.

Este año, cerca de un 40% de los eventos del festival fueron gratuitos, con el espíritu de llevar la cultura cada vez a un número mayor de personas. En ese mismo orden de ideas, el Hay llegó incluso a quienes no podían asistir presencialmente a las charlas, con la transmisión de 38 conversaciones vía streaming.

Así mismo, un total de 350 estudiantes participaron del Festival también de manera gratuita. Más de 1000 niños y 1600 adultos participaron a través del Hay comunitario en municipios como Aracataca, Arjona y Carmen de Bolívar. Alrededor de 1000 jóvenes disfrutaron del Hay Joven, espacio que continúa consolidándose y que abre el Festival a las nuevas generaciones.

“Lo que más me ha gustado del Hay Cartagena es cómo la ciudad se organiza en función del festival, como la gente interactúa con los escritores, los interpela, los cuestiona, los ilumina también con las lecturas que hacen de sus libros. Hay una interacción permanente con la gente, con la ciudad y creo que eso es lo que más me ha gustado. Hay un estado de ánimo del Hay Festival”, dijo el escritor peruano Renato Cisneros.

Henry Marsh neurosurgeon talking to Ian McEwan at Hay Festival 2014.

“Me ha deleitado el entusiasmo y el cariño de la audiencia y las personas que he llegado a conocer en el Hay Festival Cartagena 2017. Lo he amado.”

Henry Marsh, neurocirujano británico

En esta XII edición del Hay, se destacó la celebración de los 50 años de la publicación de Cien años de Soledad. Para ello, en la Casa del Marqués de Valdehoyos se rindió tributo al realismo mágico de Gabo y por cerca de 48 horas algunos de los invitados, junto a ciudadanos y visitantes leyeron el texto del hijo de Aracataca en diversos idiomas en lo que se convirtió en uno de los momentos de mayor importancia dentro de la ciudad amurallada.

El Hay Festival 2017, como viene convirtiéndose en tradición, tuvo también un espacio privilegiado para la música. Las calles cartageneras se tiñeron de salsa con las notas de Yuri Buenaventura en la noche del jueves; de música clásica con en el piano de James Rhodes en la velada del sábado, y de música andina en el teatro Adolfo Mejía durante la noche del domingo.

Las cuerdas del grupo Renaceres, la voz de Maria Isabel Saavedra, y las melodías del Barbero del Socorro armonizaron a Cartagena con un tributo al bambuco, con el que se cerró el Festival.