Islote al lado del Canal de acceso un riesgo para el futuro

 

“Necesitamos un laboratorio que estudie dinámica del río Magdalena”: Verano

Categoría: Boletines de Prensa Gobernador
Creado en Martes, 18 Julio 2017 14:55
Visitas: 142

En un recorrido por el río Magdalena, el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano De la Rosa, y el director de la Asociación de Puertos del Atlántico (Asoportuaria), Alfredo Carbonell, detectaron la formación de un islote de aproximadamente ocho hectáreas a un costado del canal de acceso.

El mandatario afirmó que este promontorio, en la actualidad, no afecta la navegabilidad, pero en un futuro podría convertirse en un problema para el departamento, lo que demuestra, una vez más, la necesidad que hay de contar con un laboratorio que estudie la dinámica del río en el Atlántico.

“Anteriormente teníamos el Laboratorio Hidráulico de Las Flores que era de mucha ayuda, por eso, le pedimos a las entidades nacionales que tengan en cuenta la necesidad de Barranquilla y el Atlántico. No podemos permitir que se afecte la competitividad del sector portuario”, dijo Verano De la Rosa.

El gobernador explicó que este islote, de un kilómetro de largo y 150 metros de ancho aproximadamente, es producto del comportamiento atípico que ha tenido el río en los últimos años con el arrastre de una mayor carga de sedimentos.

“Es indispensable contar con un mecanismo de lectura, estudio y análisis del río constante; también necesitamos que se defina una autoridad que vigile lo que ocurre”, solicitó Verano De la Rosa.

ESTUDIO OCEANOGRÁFICO

El gobernador del Atlántico aprovechó esta inspección al canal navegable para solicitarle al Instituto Nacional de Vías (Invías) que agilice el estudio oceanográfico que contrataron para determinar las acciones que se deben tomar en el río con el propósito de potenciar la navegabilidad.

“Debemos tener información de cómo se comporta el río a raíz de las obras del nuevo puente (Pumarejo), los malecones que se sitúan en la ribera y el arrastre de sedimentos del kilómetro 19 de la vía Barranquilla-Ciénaga que ha incidido en la formación de un promontorio en Bocas de Ceniza. Ese diagnóstico nos dará una visión para proyectar las obras que se deben hacer para mantener la navegabilidad”, recalcó Verano.

Carbonell dijo que el islote es una señal de la inestabilidad que tiene el río y que viene afectando al sector portuario, por eso, el gremio advierte la necesidad de estudiar y ser preventivos.

“Desde el punto de vista portuario hemos dejado de crecer al ritmo que queremos, nosotros tenemos un gran potencial que no se está aprovechando al máximo con las restricciones del canal de acceso y la sedimentación”, subrayó Carbonell.

Agregó que esta situación compete a todo el departamento, puesto que el sector portuario contribuye, en gran medida, a la dinámica económica del Atlántico.

ASESORÍA DE COMUNICACIONES
GOBERNACIÓN DEL ATLÁNTICO