“Historias de vida de excombatientes dan esperanza”: Princesa Victoria de Suecia

Derecha a izquierda Maderline Torres, excombatiente;
Joshua Mitrotti, Director General de la ACR;
Príncipe Daniel y Princesa Victoria

* Dialogó con desmovilizados y conoció el trabajo de la Agencia Colombiana para la Reintegración en la construcción de paz en Colombia.

Victoria de Suecia en Cgena

Cartagena, 21 de octubre de 2015. Su Alteza Real Princesa Heredera de la Corona de Suecia, Victoria, en visita hecha hoy a Cartagena, expresó su admiración luego de escuchar a excombatientes en proceso de reintegración con la Agencia Colombiana para la Reintegración.

La Heredara al trono del país europeo, acompañada por su esposo, Príncipe Daniel; la Ministra de Infraestructura, Anna Johansson y otros integrantes del Gobierno Sueco, estuvieron en la sede de la ACR Bolívar, en donde el Director General de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), Joshua Mitrotti, realizó una presentación de la labor adelantada por la entidad.

Johsua se despide de la princesa

“Además de cumplir con una agenda diversa en Cartagena, Su Alteza Real Princesa Victoria de Suecia, conoció la manera como la Agencia Colombiana para la Reintegración construye paz en el país desde hace 12 años, generando herramientas para que las personas desmovilizadas en proceso de reintegración puedan superar su situación de vulnerabilidad para el ejercicio autónomo de su ciudadanía”, declaró Mitrotti.

El Gobierno de Suecia es uno de los socios internacionales  más activos de la ACR, “no solo  por su papel de  validador  del Proceso de Reintegración ante la comunidad internacional, sino por su apoyo al fortalecimiento de las capacidades institucionales de la Agencia”, agregó.

En este sentido, el director general de la ACR destacó que la Folke Bernadotte Academy (Centro de pensamiento sueco en temas de DDR) financió un curso en materia de DDR para 26 funcionarios de la ACR, llevado a cabo en octubre de 2015 en Bogotá.

También en este año, en abril pasado, la Embajadora Marie Andersson de Frutos, participó como ponente en la V Gira de Cooperación Sur-Sur y visitó junto con la Viceministra de Cooperación Sueca los proyectos de la ACR en el departamento del Meta.

Entre julio de 2009 y octubre de 2010, el Gobierno de Suecia ofreció cooperación técnica a la ACR, a través del trabajo de un experto en temas de género, quien participó activamente en el desarrollo de la perspectiva de género que actualmente se implementa en el Proceso de Reintegración.

Posteriormente, la Princesa Victoria y sus acompañantes, escucharon las historias de vida de cinco excombatientes desmovilizados de grupos armados ilegales y que hoy se encuentran en proceso de reintegración social y económica, a través de la ACR.

En este espacio fue donde Su Alteza Real Princesa Victoria, compartió sus palabras de admiración por la valentía y los deseos de salir adelante en la legalidad, representados en las historias de los desmovilizados.

“Me impresionan mucho las historias que he escuchado de los excombatientes. Dan esperanza para las generaciones futuras”, manifestó Su Alteza Real, visiblemente conmovida y admirada.

Una de las personas desmovilizadas que conversaron con la Princesa Victoria, su esposo y los miembros del Gobierno Sueco, fue Mayerline Torres, excombatiente en proceso de reintegración social desde el año 2003 cuando decidió dejar el grupo armado ilegal al cual pertenecía, junto con su compañero.

Mayerline jamás pensó que iba a contar la historia de su vida antes, durante y después de haber pertenecido a un grupo armado ilegal, “a tan importante personalidad mundial. Una persona muy acertada en sus comentarios y que nos escuchó atentamente”, según su percepción.

“Para ella (la Princesa) el tiempo no fue suficiente y quería seguir preguntándonos aspectos de nuestra vida, las razones que nos llevaron a ingresar a esos grupos, nuestra decisión de salirnos y lo que hacemos actualmente para salir adelante en la legalidad”, agregó.

Mayerline nació en El Carmen de Bolívar (Bolívar) y a los 16 años se fue de la casa, para ingresar a las filas de las Farc, motivada por la separación de sus padres y constantes conflictos que se presentaban en su hogar.

Desde su desmovilización y dentro del proceso de reintegración, cursó en el Sena contabilidad, acción empresarial, pastelería, relaciones interpersonales, sistema, además de ser licenciada en educación básica con énfasis en tecnología.

Actualmente convive con su compañero quien también es participante del programa de Reintegración con la ACR, tiene un hijo de 8 años y está trabajando como promotora de reintegración en la ACR Bolívar.

“En mi licenciatura refuerzo el aprendizaje a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, previniendo el reclutamiento por parte de los grupos armados ilegales. Esa carrera fue en parte para reconciliarme y reivindicarme con la sociedad, al no permitir que los niños vayan a la guerra”.