Gobierno evaluó acciones para afrontar el Fenómeno de la Niña

Bogotá , martes, 5 de julio de 2016

Sistema Informativo del Gobierno – SIG
El Presidente Juan Manuel Santos expone el plan del Gobierno Nacional para afrontar los posibles efectos de un Fenómeno de la Niña en el país, durante el Consejo de Ministros realizado este martes en la Casa de Nariño.
El Presidente Juan Manuel Santos expone el plan del Gobierno Nacional para afrontar los posibles efectos de un Fenómeno de la Niña en el país, durante el Consejo de Ministros realizado este martes en la Casa de Nariño.

El Consejo de Ministros, liderado por el Presidente Santos, destinó recursos iniciales por 50 mil millones de pesos para atender las eventuales afectaciones que se puedan presentar preliminarmente por causa del Fenómeno de la Niña. Según el Ideam, la probabilidad de ocurrencia del fenómeno en el país es del 76 por ciento. Aún no se ha definido su intensidad y duración. Llamado a alcaldes y gobernadores para tener listos planes de contingencia.

El Presidente Juan Manuel Santos informó que durante el Consejo de Ministros celebrado este martes en la Casa de Nariño, el Gobierno Nacional evaluó las acciones que se han puesto en marcha para afrontar los posibles efectos del Fenómeno de la Niña en el país, que se darían a finales del año en curso y comienzos de 2017.

“Preparamos acciones ante eventual Fenómeno de la Niña. Consejo de Ministros evaluó escenarios de fuertes lluvias”, indicó el Mandatario a través de su cuenta de twitter @JuanManSantos.

Probabilidad de ocurrencia del 76 por ciento

De acuerdo con el director del Ideam, Omar Franco, durante el Consejo de Ministros se definió la probabilidad de ocurrencia del Fenómeno de la Niña, que en la actualidad es del 76 por ciento.

“En este momento tenemos una probabilidad del 76 por ciento de que este fenómeno se instale en el país hacia finales del año e inclusive se puede estimar que sobre el primer trimestre del 2017”, indicó el funcionario.

Omar Franco señaló que aunque en la actualidad no está estimada ni la intensidad ni la duración que pueda tener el fenómeno en Colombia, el país tiene que fortalecer sus acciones de prevención, sobre el cual el Presidente Santos dio instrucciones precisas.

“De hecho hemos recibido la instrucción del señor Presidente de empezar a hacer una labor de pedagogía alrededor de todo el país, junto con la UNGRD y el Fondo Adaptación, para construir esa prevención que el país requiere para evitar dificultades”, afirmó el director del Ideam.

Y agregó: “Es importante que nos preparemos para un aumento en la probabilidad de lluvias en el segundo semestre, entre octubre y diciembre. Es probable que tengamos unas lluvias superiores a los promedios históricos, sin que inclusive esté instalado el fenómeno”.

Regiones más vulnerables

El director del Ideam previó que eventualmente, ante un Fenómeno de la Niña, las regiones más afectadas podrían ser la Andina, Caribe, Pacífica y el Piedemonte Llanero, donde se podrían registrar aumentos de lluvias y, por ende, de los caudales de los ríos, lo cual puede traer consigo deslizamientos, inundaciones y crecientes súbitas.

“Esas son las regiones que tienen que estar, desde luego, ya en fase de preparación y prevención. Estaríamos hablando de todos los departamentos andinos, de todos los departamentos de la región Caribe y de todos los departamentos de la zona Pacífica y los tres departamentos: Arauca, Meta y Casanare, que son los departamentos que más influencia pueden tener en el piedemonte de la Orinoquia”, precisó.

El director del Ideam reiteró que en este momento no se puede advertir que el fenómeno pueda tener la misma intensidad de La Niña de 2010, pero “es importante que todo el país se prepare y todos podamos tener los planes de contingencia asociados a la prevención de estos eventos, tanto deslizamientos como crecientes súbitas e inundaciones”.

Inversión en reducción del riesgo y la vulnerabilidad

Por su parte, el gerente del Fondo Adaptación, Iván Mustafá, informó que el Gobierno Nacional ha invertido cerca de 5 billones de pesos en obras de infraestructura para la reducción del riesgo y la vulnerabilidad frente a fenómenos como el de La Niña.

Indicó que el Fondo de Adaptación impulsa dos paquetes de proyectos en esta materia. Uno de mediano plazo, correspondiente a las 11 mil viviendas, los colegios y los hospitales que se han construido en zonas donde estas edificaciones no se puedan inundar, así como los 398 arreglos de vías que se han hecho para que no ocurran más desastres en las mismas.

En cuanto a los macroproyectos de largo plazo, Mustafá citó las obras de La Mojana, el Jarillón de Cali, el Canal del Dique y Gramalote, que están en proceso de construcción y que “servirán por décadas a toda la población que vive en esas zonas”.

Indicó que una característica de estos macroproyectos es que se construyen “para adaptarse a vivir ahí. Es decir, no vamos en La Mojana a pelear con el agua. Vamos a adaptarnos a vivir con el agua. Es decir, cultivos de arroz en zonas en donde el agua los beneficie, casas construidas sobre palafitos, puentes construidos en zonas evitando el riesgo de erosión que antes ocurría”.

Estudios de vulnerabilidad

De otro lado, el gerente del Fondo Adaptación destacó los estudios de vulnerabilidad que la entidad ha trabajado durante los últimos tres años, que se les entregó al Ideam y la Unidad para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) y que también se podrán a disposición de los alcaldes y gobernadores.

Al respecto, Mustafá explicó: “El ejemplo de La Mojana. Se logró modelar exactamente qué ocurre, en qué zonas se inundan, cuáles zonas no. Si yo construyó un jarillón a un lado, a qué municipio vecino lo afectó y lo inundo. Es decir, se determinó y se modeló de manera tan clara hasta qué cuadras se pueden inundar, en qué barrios, si ocurriera un fenómeno parecido al de La Niña. O si existe un fenómeno menor, más moderado, hasta qué nivel pudiera afectarse”.

“Esa información la vamos a tener no solo para las obras que se van a construir para el largo plazo, sino también para prevenir, es decir para los planes de contingencia en esas zonas. ¿Para qué? Para que los alcaldes, para que las gobernaciones, con el apoyo del Gobierno Nacional también, podamos tener los planes de prevención. Prevenir hace mucho más que luego entrar a resarcir”, explicó el gerente del Fondo Adaptación.

Recursos iniciales por 50 mil millones de pesos

A su vez, el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez, informó que hoy el Consejo de Ministros, encabezado por el Presidente Santos, recibió el informe del plan de contingencia, construido conjuntamente entre 12 sectores o ministerios

Según Márquez, dicho plan incluye una fase de prevención y alistamiento que va de julio a agosto, una fase de atención para septiembre hasta que termine La Niña, una etapa de estabilización y una fase de recuperación.

El director de la UNGRD reveló que inicialmente el Gobierno autorizó un soporte de recursos por 50 mil millones de pesos, y, acorde con la Ley 1523, hizo un llamado a los municipios y departamentos para que tengan listos sus propios planes de contingencia, involucrando a la Asociación de Corporaciones Autónomas en este tema.

“Lo más importante es la prevención, el alistamiento, y es un llamado que se les hace a los alcaldes para que activen sus planes de contingencia, los sistemas de alerta temprana que tengan que incluir, y tener unos planes de respuesta involucrando a los organismos de socorro”, sostuvo.

El funcionario anotó que otro aspecto tratado en el Consejo de Ministros es la inversión que ha hecho el Gobierno, que ha generado importantes capacidades para el país y contempla 4,7 billones de pesos en obras de recuperación y reducción del riesgo, con beneficio para más de 3 millones 900 mil colombianos que hoy están por fuera de la vulnerabilidad, en casi mil municipios del territorio nacional.