Fruta de temporada curativa e imprescindible

 

  • La “panacea” de la salud y la cocina

Por eco

Quien Siembra un “palo de limón” en el patio de su casa, sabe de plano, que en el limón encuentra la preservación de su salud. Esta fruta” humilde” por su fácil siembra y de menos costo en el Mercado, es imprescindible.

La llamaríamos con sobrada razón, la fruta “multiuso” o la “panacea” de la salud y la cocina, imperdible en muchos casos de emergencia.
Los especialistas en naturismo, inclusive médicos alópatas reconocen que el limón posee virtudes que pueden ayudar a la sanación, en muchos casos patológicos
Es poseedor de vitaminas del complejo B, vitamina C, vitamina P, potasio, magnesio, fósforo, hierro y flúor, elementos que lo convierten en un gran depurador de toxinas y un implacable bactericida.
Es un coadyuvante natural en reforzar las defensas y combatir:
Resfriados y gripes
Ayuda a la Limpieza intestinal
Recomiendan que una taza de agua tibia, con el jugo de un limón en ayunas, nos ayudará a activar los intestinos, además de limpiar y desinfectar todo el tracto intestinal, elimina cálculos del hígado y la vesícula.
Contra tumores
Tiene componentes que impiden la división de las células cancerígenas, por lo que sería conveniente incluirlo en nuestra dieta diaria como prevención,.Además es un poderoso antioxidante
Equilibra el pH
Aunque el limón es ácido, tiene un efecto alcalinizante en el organismo, con lo que es muy beneficioso tomarlo sin endulzar para equilibrar los ácidos.
Cerebro y sistema nervioso
En la cáscara hay tengeretina, un fitonutriente que es eficaz contra trastornos del cerebro y sistema nervioso, como el parkinson. Es conveniente, por ello, utilizar la cascara rallada para incorporarla a nuestra dieta.
Trastornos oculares
Entre ellos la retinopatía diabética, diabetes y alergias.
Los limones son ricos en hesperetina, que baja el excesivo nivel de azúcar en sangre y alivia los síntomas de las alergias.
Heridas
El limón ayuda a cicatrizar todo tipo de heridas, con un gran poder de desinfección.
En la cocina es muy apetecible, es la rica panacea que contribuye a la sazón de carnes , pescados y con exquisita acidez, a ensaladas ,bebidas y postres.
Sin embargo es aconsejable consultar con el medico, cuando se consume de forma asidua.
En estos días, las plazas y supermercados se engalanan con el verdor de esta fruta jugosa y curativa, en abundantes cantidades.