Fidel Bassa noqueò la pobreza

logo La Tarde

(Foto: LaTarde.com)

Noqueó la pobreza para ser campeón y generar empresa
El excampeón mundial de boxeo, Fidel Bassa, es un emprendedor ejemplar. En Foro de Gerentes narró su camino para llegar a ser empresario.
Fidel Bassa seguramente es recordado por los aficionados al boxeo que lo vieron convertirse en una gloria nacional a partir del año 1987 cuando logró el título de campeón mundial en el peso mosca.

Muchos tal vez recuerdan sus épicas peleas dentro del cuadrilátero, pero quizás sean escasos los que conocen el nocaut que Bassa le propinó a la pobreza y la falta de educación, para convertirse primero en deportista de alto rendimiento y luego, en el empresario que es en la actualidad.

Nació en El Retén, Magdalena, pero se crió en Luruaco, Atlántico; donde vendió arepas de huevo hasta los 13 años, ahorró el pasaje y se fue a Barranquilla a donde un tío que era vigilante. “A salir adelante para ayudar a mis papás y mis hermanos”, dice.

Trabajó como ayudante de construcción hasta que vio a otro adolescente que vendía bocachicos y ganaba más que él, entonces empezó a vender bocachicos.

“Un día vi a unos pelaos muy bien vestidos y los seguí para ver qué hacían y los vi entrar al gimnasio”, agrega.

Después de observar los entrenamientos lo retaron a entrar al cuadrilátero. “La primera vez corrí, pero luego por el orgullo volví, me pusieron al mismo pelao que era ya un boxeador y yo sin ningún entrenamiento le pegué una guantera”, narra Bassa.

Ahí empezó su carrera como boxeador, después ganó el derecho a representar al Atlántico en juegos nacionales y se hizo campeón nacional. “No ganaba plata, pero salía en periódicos y la gente me conocía, entonces ya me daba pena vender bocachicos, aunque me compraban más”, cuenta Fidel.

En esa época le regalaron el libro “Piense y Hágase Rico” de Napoleón Gil, lo leyó y eso cambió su vida. “Una vez fui a la empresa de Billy Chams, y cómo el libro decía que había que hablar con carácter, le dije a la secretaria: dígale al señor Billy Chams que aquí está el campeón nacional de boxeo; ella dijo así y al instante él vino”, dice Fidel.

Le pidió a Chams que le diera trabajo en su empresa de textiles porque ya le daba pena vender bocachicos, y le aseguró que sería campeón mundial. El empresario le dijo que fuera a trabajar desde el día siguiente; luego se convirtió en su manager y le consiguió la pelea para disputar el título mundial el 13 de febrero de 1987.

Fidel fue campeón hasta 1989 tras realizar 7 defensas del título; la última la perdió por un punto. “Le dije a Billy Chams que no pelearía más, que quería ser un empresario como él para no gastarme los pesos que me había ganado y terminar enfermo”, narra.

Ahora es fundador y gerente del Grupo Bassa, que distribuye productos de última tecnología para educación en cuatro países de América Latina.
A pesar de haber estudiado solo hasta 4º primaria dice que la educación es el camino para transformar la sociedad, que el deporte es la vía para salvar muchas vidas y que ojalá todo el mundo leyera el libro que a él le cambió la vida.

→ 37 empleos directos genera actualmente el Grupo Bassa en Bogotá y Barranquilla.
“Todo en la vida es estrategia, empuje, ganas y decisión.”
Fidel Bassa.
– Preguntas y respuestas
¿Cuánto lleva ya como empresario?
“Ese proceso, cómo todos los procesos fue bastante largo, con mucha perseverancia y con mucho empuje; ya la empresa mía tiene 17 años en el mercado nacional y un año en el mercado internacional”.

¿Cómo hizo un niño que nace en un pueblo de esos que se ven echados al olvido para tomar la decisión de salir adelante?
“Yo creo que en la vida uno siempre tiene que tener un referente y tener a alguien por quien empujar la vida; y lo que siempre tuve y quise eran mis padres y mis hermanos. Veníamos de una familia muy humilde, muy pobre y alguno de nosotros tenía que sacar la cara y Dios me escogió a mí para eso”.

¿De qué manera impidió que lo absorbieran el dinero y la fama?
“Lo que más me ayudó fue que yo siempre he tenido un plan para mi vida. Yo por ejemplo siempre tengo mi mapa de prosperidad, usted con un mapa de prosperidad bien armado téngalo por seguro que eso no lo deja salir de ahí.

Yo soy de las personas que cojo una cartulina, dibujo mi mapa de prosperidad, lo mantengo en mi casa y cuando ya cumplo todo lo que dice el mapa, lo rompo y armo otro. Como ya lo tengo armado, ya sé para dónde voy, qué quiero y a dónde voy a llegar. Eso lo aprendí en el libro”.
¿Cuándo decidió ser empresario?
“Eso yo le decidí desde muy niño, desde antes de ser boxeador. A partir de que llegó ese libro a mis manos eso reforzó lo que yo tenía en mi mente. Si quiero lograr esto, tengo que hacer esto primero; y fue ganar en el boxeo, que me diera algún dinero para después poder meterme como empresario, y eso fue organizando mi vida y fui organizando estratégicamente, porque todo en la vida es estrategia, empuje, ganas y decisión”.

¿Por qué le apostó a ese sector de la educación?
“Yo pienso que es una de las cosas más bonitas que me han podido pasar en toda mi carrera, llegar con un dispositivo educativo donde los niños. Eso me llena y me gusta. Pienso que la educación puede hacer un país diferente”.

¿Qué les dice usted hoy a los niños que tiene la edad que usted tenía cuando se fue de su pueblo?
“Lo único que yo les puedo decir a estos niños es que estudien, que se capaciten, que piensen en sus sueños y en salir adelante; y si se van a dedicar al deporte que se dediquen no solamente por conseguir unos pesos sino con alma y con corazón”.
Publicada por: Dadladier Méndez

Este contenido ha sido publicado originalmente en latarde.com en la siguiente dirección: http://m.latarde.com/noticias/economica/125452-noqueo-la-pobreza-para-ser-campeon-y-generar-empresa. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. latarde.com
Viernes 22 de Noviembre de 2013 – 02:12 AM