Festival Internacional de cine de Cartagena 2016 (III)

Ficci 56, la alquimia de las imágenes


1000X180 LOGOS
Susan Sarandon se fue enamorada. Enamorada de una ciudad llena de murallas, de calles estrechas, torreones, baluartes y nombres exóticos , religiosos o administrativos de España para sus principales lugares.  Ella se fue enamorada de su gente, que le demostró un profundo afecto.

Pero también se fue con igual sentimiento Luis Ospina el cineasta que ha ejercido todos los oficios de este arte de brujería encantadora,  que nos lleva por todos los caminos y todas las historias. A él se le rindió tributo como el primer colombiano en ser llevado a ese sitial.

E igual ocurrió con Ciro Guerra que ha sabido desentrañar historias, que cuentan lo nuestro pero que al mismo  tiempo abren los ojos de los creadores extranjeros, ante nuevos mundos reales que parecen de ficción.

En general, todos los invitados del Festival Internacional de cine de Cartagena, Ficci 56, nos dejaron su alquimia de imágenes y se llevaron nuestro afecto. Qué gratos pasajes y que escenas duraderas nos deja este Festival