El Papa Francisco: personaje del siglo Por Elsa C.

Elsa

 

El Papa Francisco conquistò el corazòn del mundo con sus brillantes discursos papales, metiendo el dedo en las llagas sociopolìticas que flagelan hoy a la humanidad entera.

Evidentemente la visita del Papa a Cuba y  E.E.U.U ha sido una gran bendiciòn. Su aleccionante visiòn de la vida tocò el corazòn de estos dos pueblos Americanos, que increiblemente sellaron un acercamiento politico, despuès de muchos años de separaciòn. Dicho gesto sin duda alguna fue impulsado por el pontìfice y propiciado con diligencia por el presidente Barack Obama, gestor de paz.

En Cuba diò un jalòn de orejas a las dictaduras y a sus procedimientos coercitivos. Dejò muy claros sus conceptos sobre las ideologìas, que segùn su fundamentaciòn filosòfica: “ no son buenas o pertinentes, porque generan pensamientos por el pueblo, pero sin dejar pensar al pueblo” frase que sonò como una solemne verdad proverbial que conmociona la mentalidad o renueva los criterios.

“Las divisiones crean muerte en el alma” otra nota reflexiva del Papa refirièndose a las guerras y violaciones de los derechos humanos en los pueblos conflictivos. Tambièn se mostro’ conmovido y procupado por las numerosas e injustas migraciones del pueblo sirio que huyen despavoridos de la Guerra

En EE UU mostro’ sentimiento de felicidad por sentirse huèsped de una naciòn construida por inmigrantes, recalcando que su procedencia es precisamente de inmigrantes, refirièndose a sus ancestros italianos.

Destacò que la libertad es un referente importante del pueblo estadounidense, que inspira a gente de paìses vulnerados a consolidar sus sueños por el bienestar de sus familias, e hizo una reflexion que tiene que ver con todos lo pueblos del mundo: todos somos inmigrantes, menos los indìgenas, quienes son los verdaderos dueños de la tierra.

En otro aspecto, pidiò enfàticamente  a los paìses desarrollados que se esmeraran màs en sus polìticas  de apoyo y esfuerzos econòmicos con el fin de  contrarrestar la pobreza en el mundo.

Tambièn mostrò satisfacciòn con respecto a los avances  de  acercamiento entre el gobierno colombiano y las Farc en aras de la paz, pero sin perder la institucionalidad nacional. Las posibilidades son alentadoras.

Con respecto a los delitos de abuso sexual que atañen a pederastas eclecìasticos, considerò que eran una vergûenza para la Iglesia y que tomarà las medidas pertinentes para evitar que estas conductas traumàticas se repitan.

En definitiva,  habrà un antes y un despuès en relaciòn con la visita del Papa Francisco a Amèrica.  Al escuchar a Raul Catro de Cuba, decir: que las polìticas de transformaciòn social del sumo pontìfice, podrìan inspirarlo a abrazar la fe catòlica, y ver luego el llanto “ a làgrima suelta”del presidente de la Càmara de representasntes de Estados Unidos durante la asamblea en pleno del congreso, dirìamos con toda certeza que la visita del Papa Francisco cumpliò con las expectativas de enormes posibilidades de cambios sociales y  espirituales.