El capitán del San José tiene su lugar en el infierno

La supervisión directa de la construcción de los dos barcos, los gemelos San Josè y San Joaquìn, estuvo a cargo del carpintero de ribera Antonio Caztañeta e Iturri Balzaga, quien fue también el encargado de llevarlos hasta el puerto de Càdiz, para hacer la entrega oficial a la Armada Española. El juicio de Caztañeta, luego de este primer viaje con los galeones, fue que por su escasa capacidad de maniobra, eran màs apropiados como mercantes que como barcos de guerra.
(Museo Naval del Caribe, Cartagena)

 

1000X180 LOGOS