Contraloría: Cargo de confiabilidad es ineficiente en momento de crisis elèctrica

Asegura la Contraloría:

 

Cargo de confiabilidad es un mecanismo ineficiente
para requerimientos eléctricos en momento de crisis

 

 

*Los generadores térmicos no habrían tenido la suficiente pericia al calcular los costos reales de generación, sostiene también el organismo de control.

 

*La crítica situación financiera de cuatro empresas generadoras (Gecelca, Tebsa, Termoemcali y Termovalle), puede afectar su viabilidad y continuidad.

 

*Termocandelaria tiene cuantiosas deudas con el mercado de energía, con la banca comercial y con su proveedor de combustible.

 

Bogotá, 21 de diciembre de 2015.- En un avance de la Actuación Especial que adelanta sobre la destinación que se dio a los recursos del llamado Cargo por Confiabilidad, la Contraloría General de la República estableció que existió una presunta falla del Estado en su papel de órgano regulador del mercado eléctrico y que  se ha aplicado un mecanismo ineficiente para los requerimientos energéticos del país en momento de crisis.

Encontró, además, que pudo haber falta de pericia de parte de los generadores térmicos al momento de calcular los costos reales de generación energética.

El organismo de control llamó la atención sobre la preocupante situación financiera en que se encuentran empresas generadoras como Gecelca, Tebsa, Termoemcali y Termovalle, que está afectando su viabilidad y continuidad en el mercado y por ende su aporte a la oferta de energía.

Y adelantando también la información que ha recogido en la etapa de planeación de su Actuación Especial sobre el desempeño de Termocandelaria frente a los recursos que recibió por concepto de cargo de confiabilidad, la CGR alertó sobre las cuantiosas deudas que suma esta compañía (con el mercado de energía, con la banca comercial y por el combustible que ha empleado).

No hubo un seguimiento  detallado a los recursos del cargo por confiabilidad

 

Dentro de la etapa de planeamiento de la Actuación  Especial del Cargo por Confiabilidad, la Contraloría General de la República ha encontrado que dichos recursos no tuvieron un seguimiento exclusivo y detallado, que asegurara la disponibilidad de los activos de generación con las características y parámetros declarados por las centrales de generación dentro de sus obligaciones de energía firme.

Lo que se ha evidenciado hasta ahora es que existió una presunta falla del Estado en su papel de órgano regulador y arbitral del mercado eléctrico,  que no se compadecía con  la posibilidad de necesidad real de generación en condiciones hidrológicas críticas.

Ta situación permitió que los recursos percibidos por la generadoras  por concepto de cargo por confiabilidad, pudiesen terminar desnaturalizados  para el cumplimiento de su objetivo primario que era precisamente la generación en épocas de necesidad actual e inminente, como las que hoy vive el país.

¿Si se está generando energía para las condiciones críticas del momento?

Y frente a las medidas de política pública y regulación económica del sector, se han encontrado situaciones de desempeño del mercado que han llamado la atención a la CGR, tales como las siguientes:

Si bien el parque térmico generador tiene condiciones operativas de disponibilidad, estas plantas no están siendo despachadas para aportar energía por la falta de competitividad de sus costos variables de generación.

Adicionalmente, en las condiciones de despacho actuales son los generadores hidráulicos los que entran en merito económico para despachar eléctricamente. Esto en razón a que las condiciones matemáticas del cálculo de la energía firme del cargo por confiabilidad, ponderan el recurso agua por encima de otras energías primarias.

Para la CGR los puntos expresados anteriormente deben llevar a las autoridades energéticas a reflexionar si el país está generando energía de la manera apropiada, de acuerdo a las condiciones críticas actuales.

Recursos del Cargo por Confiabilidad

entregados a generadores públicos y privados

El Cargo por Confiabilidad está conformado por dos elementos económicos:

1. Una remuneración que se paga por la disponibilidad de los activos de generación y una estructura de costos que garantice el cumplimiento de la energía comprometida que fue asignada a través de una subasta,

2. Un precio de escasez establecido por la autoridad competente, que atiende la estructura de costos de generación en el momento de exigibilidad de la obligación de energía, cuando el precio de la energía en bolsa supere el precio de escasez.

Según cálculos realizados por la Contraloría, la remuneración por la disponibilidad de los activos y estructura de costos llega a $18.5 Billones de pesos desde el año 2006 a la fecha, lo anterior distribuido entre generadores hidráulicos y térmicos, para un cargo equivalente a $1.000 USD millones al año, que cubre una demanda de energía de 180GWh/día.

Generadoras en crisis financiera y en peligro de colapsar

Para realizar la Actuación Especial sobre el Cargo de Confiabilidad, el equipo auditor de la Contraloría Delegada de Minas y Energía ha formulado dos hipótesis básicas a auditar:

*PRIMERO: La eventual ausencia de pericia por parte de los generadores térmicos al momento del cálculo de los costos reales de generación energética.

*SEGUNDO: Si el precio de escasez vigente remunera de manera correcta la señal de recursos energéticos limitados.

Considera la Contraloría que al momento de realizar una juiciosa labor de negociación en las subastas de energía, era deber de los generadores la determinación previa de los costos y riesgos de las mismas y, en este momento, nos encontramos frente a empresas generadoras térmicas que se encuentran en preocupante situación financiera que afectan su viabilidad y continuidad en el mercado, afectando de esta manera su aporte a la oferta de energía.

Dentro de esta preocupante situación están empresas tales como: Gecelca, que ha recibido por cargo por confiabilidad un valor de $2 billones de pesos (incluye Tebsa por $1.489.786 millones de pesos); Termoemcali, que ha recibido $402.385 millones de pesos; y Termovalle, que ha recibido $378.278 millones. El periodo de recaudo va del año 2006 a  noviembre de 2015.

La Contraloría insistió que la Superintendencia de Servicios Públicos debe hacer seguimiento especial a estas empresas, que están bajo su vigilancia.

Con relación a la fijación del precio de escasez,  este tema será revisado en  la Actuación Especial a la CREG.

Atención especial al caso de Termocandelaria

Debido a la situación de indisponibilidad y no cumplimiento de sus obligaciones de energía que presenta Termocandelaria,  la CGR ha iniciado una actuación especial con el objetivo de identificar el desempeño de la compañía frente a los recursos del Cargo por Confiabilidad que recibieron  sus dos unidades de generación: Termocandelaria 1 ($314.386 millones) y Termocandelaria 2 ($272.908 millones), para un total de $587.294 millones.

Dentro del proceso de planeamiento de esta Actuación Especial se ha identificado que luego de la intervención realizada por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, el pasado 19 de Noviembre de 2015,  ha sucedido lo siguiente:

Desde el día 26 de noviembre la central ha declarado una turbina de generación, ha sido despachada de manera continua únicamente 8 días produciendo 140MW/h, con un consumo de 7.500 barriles de combustible al día.

Desde el día 8 de diciembre la planta declara sus dos turbinas y no ha sido despachada, es decir, no aporta energía al sistema.

Y para el día 15 de diciembre de 2015 la planta fue programada para despachar por seguridad.

La intervención de la Superintendencia, aparte de reactivar la disponibilidad de la planta de Termocandelaria, no ha aportado los 7.042 MW-h diarios, que se comprometió a generar para el periodo 2015-2016 con destino a brindar confiabilidad del suministro de energía en los 4 meses que restan del fenómeno de El Niño.

Es importante resaltar que dentro de la etapa de planeamiento de la auditoria a Termocandelaria se ha establecido  la existencia de deudas importantes por parte de esta empresa, como:

 

La liquidación de las desviaciones negativas con respecto a su obligacion de energia de $172,600 millones de pesos, en el periodo comprendido entre el 20 de septiembre y el 7 de noviembre del 2015, (estas son obligaciones de la central con el mercado ded energia);  una deuda con Banca Comercial (Bancolombia) por U$105 millones; y una deuda por el combustible empleado por US$6.5m a EXXON-MOBIL como proveedor.

La Actuación Especial a Termocandelaría  se centrara en revisar su estructura interna en sus áreas, financiera, operativa, comercial jurídica y demás, así como su cuadro de inversión en Colombia y en el exterior.