Carta de Colombia para La Paz ante el mundo

 

Bogotá , jueves, 2 de febrero de 2017Sistema Informativo del Gobierno – SIG

El Presidente Santos, Premio Nobel de Paz 2016, recibe una ovación momentos antes de instalar la XVI Cumbre de laureados con el más alto galardón que reconoce los esfuerzos por la reconciliación de los pueblos.
Nobel de Paz 2016 propuso a la comunidad internacional la Carta de Colombia, diez principios para señalar el futuro.

El Premio Nobel de Paz 2016, Juan Manuel Santos Calderón, presentó esta noche a la sociedad civil y a la comunidad internacional diez puntos que se fundamentan en ideales y en valores que deben señalar la ruta del futuro.

El documento, denominado La Carta de Colombia, diez principios para la paz, fue leído en el Teatro Colón como preámbulo a la obra del Colegio del Cuerpo ¡Negra-Anger!, a la que asistieron los participantes en la XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz.

“Colegas laureados, amigas y amigos:

Hace 70 días –el 24 de noviembre del año pasado–, aquí en el Teatro Colón firmamos el acuerdo que selló la terminación del conflicto armado con las FARC y el inicio de una nueva etapa de construcción de paz en Colombia.

Hoy –en este mismo solemne escenario, donde abrimos la puerta a la paz de mi país– quiero hacer una propuesta a ustedes –mis colegas Nobel de la Paz–, a la sociedad civil y a la comunidad internacional.

Desde Bogotá –la capital de la paz 2017–, y en mi calidad de último laureado con el Premio Nobel de la Paz, propongo a ustedes y al mundo una carta que conmemore esta Cumbre y se denomine La Carta de Colombia: una carta de 10 principios para la paz que nos inspiren y nos guíen.

Son 10 principios sencillos pero poderosos, basados NO en política ni diplomacia, sino en ética y espiritualidad, en ideales y valores, que deben señalarnos la ruta del futuro.

Frase del Día

Dicen así:

LA CARTA DE COLOMBIA

– 10 principios para la paz –

Sin ideales y valores, la conducta humana carece de brújula

1. LA PAZ ES UN DERECHO: La paz es el derecho de nacimiento de cada persona y el derecho supremo de la humanidad.

2. SOMOS UNO: La Humanidad es una sola familia y compartimos el don de la vida sobre este frágil planeta. Lo que le pasa a uno, nos pasa a todos.

3. SOMOS DIVERSOS: La diversidad enriquece a nuestra humanidad. Es un patrimonio que debemos honrar y cuidar.

4. DEBEMOS SEGUIR LA REGLA DE ORO: El principio moral de tratar a los otros como queremos ser tratados nosotros mismos debe ser aplicado no solo a la conducta de las personas sino también a la conducta de las religiones y naciones.

5. DEBEMOS EVITAR LA GUERRA: La guerra destruye el tejido humano y representa un fracaso para la humanidad. Siempre debe ser la última alternativa.

6. DEBEMOS SER LEGALES: La paz y la estabilidad del mundo requieren la adhesión y el respeto a las normas internacionales y el Derecho Internacional Humanitario, así como a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

7. DEBEMOS HABLAR: Siempre que sea posible, los conflictos deben terminar mediante el diálogo. La comunidad internacional debe apoyar medidas efectivas para prevenir y limitar las guerras.

8. DEBEMOS RESPETARNOS: Aun dentro del conflicto, debemos reconocer a todo enemigo como un ser humano que merece respeto, cuyas motivaciones deben ser entendidas. La eliminación o humillación del adversario es la semilla de más violencia en el futuro.

9. DEBEMOS EDUCAR: Hay que promover la tolerancia, la solidaridad, la compasión, el respeto a las diferencias y a los derechos de las minorías, para crear una cultura global de paz. Una educación basada en estos valores debe implementarse en todo el mundo.

10. DEBEMOS ENTENDER: Todas las vidas son tan valiosas como nuestra propia vida. Si entendemos esto con nuestros corazones y nuestras mentes, podremos construir y mantener la paz en el mundo para nosotros, para nuestros hijos y las generaciones por venir.

El papa Francisco –en su mensaje, que agradecemos, a esta Cumbre– dijo que los esfuerzos de paz de Colombia pueden inspirar al mundo.

Así que –colegas laureados– les propongo apoyar y avalar esta Carta de Colombia, estos 10 principios que cualquiera puede compartir y entender, que pueden ser memorizados, que pueden ser estudiados por los niños y jóvenes en las escuelas, difundidos en los murales y las bibliotecas, porque son más grandes que nosotros.

Porque tienen la fuerza del amor que vence al miedo.

¡Tienen la fuerza de la paz que destierra la guerra!

Muchas gracias”.

(Fin/bco)