“Bienvenido Papa Francisco”,monseñor Castro en la Asamblea del Episcopado

 

Buscar la pastoral de la verdad que lleve a la reconciliación y recibir de manera fervorosa la visita del Papa Francisco son los dos temas que abordó monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, durante su intervención que dio inicio este lunes en Bogotá a la 103 Asamblea Plenaria del Episcopado.

Al referirse a la visita papal el prelado destacó que la figura del sucesor de Pedro debe ser vista no desde su nacionalidad o lengua, sino desde el carisma y los aportes que brinda a la Iglesia.

En este marco, el también Arzobispo de Tunja, citando pasajes de la encíclica Evangelii Gaudium, subrayó que el Papa conduce a la Iglesia dentro del mundo, sin alejar a nadie y en salida misionera; por ello su visita infundirá la fuerza del espíritu a la pastoral colombiana.

“Preparémonos para recibir sus enseñanzas que tendrán un tono muy cercano al que nos ha ofrecido en la Evangelii Gaudium.  Una vez más, bienvenido Papa Francisco”, manifestó monseñor Castro Quiroga.



El saliente presidente del episcopado también invitó a los obispos del país a buscar una pastoral de la verdad con base a la unidad en la diversidad y al mismo tiempo que ayude, con tacto y sencillez para no caer en el error de creer que se tiene la verdad única. “Necesitamos que, como Obispos, nos despojemos de cualquier arrogancia ideológica y espiritual, para escuchar al otro con su bagaje de verdad que posee y así logremos construir cada vez más la comunión en la verdad”, manifestó.

El obispo recordó que la polarización que vive el país se debe a que los colombianos nos hemos empecinado en vivir nuestras propias verdades sin escuchar otras voces. En este contexto, advirtió que el episcopado colombiano también ha sido víctima de este clima. “Creo que nos hemos dejado influenciar por todo este fenómeno generando algo de polarización entre nosotros.  Necesitamos que el Espíritu Santo nos guíe hacia la verdad completa a través de un diálogo donde cada uno sabe que ofrece un poco de verdad para llegar a la verdad completa”, señaló.

Con vista a las próximas elecciones presidenciales y para responder a los retos que Colombia tiene en el futuro, invitó al colegio episcopal a ser profetas que “le apuestan a una transición cultural que nos lleve a aprender a vivir de otra manera, no como ciudadanos frutos de una larga guerra, con miedo, con odio y otras enfermedades propias de tiempos bélicos, sino como ciudadanos que empiezan a aprender a caminar juntos”.

Finalmente, instó a los prelados a mostrar a los colombianos el urgente camino de la reconciliación y el perdón. “Mostremos a toda Colombia el urgente camino de la reconciliación, del perdón, porque es necesario que los colombianos sanemos mucho más el alma”.

La Asamblea Plenaria concluirá el próximo viernes 7 de julio. Durante este conclave, los prelados elegirán a las autoridades para el trienio 2017-2020.