La Basílica de Santa Sofía convertida en Mezquita causa consternación en la Cristiandad mundial​  

  • El Papa Francisco en su homilía del domingo demostró su dolor por la decisión de la Corte turca

Presidente de Turquía
Ante la consternación del mundo cristiano , la antigua Basílica de Santa Sofia en Estambul abrirá sus puertas convertida en Mezquita por decisión del gobierno Turco, para la realización de servicios religiosos musulmanes.
  • Este viernes 24 de julio, 500 personas musulmanas se reunirán para elevar un​ acto religioso.
  • Según la Prensa de Turquía, 17.000 policías se encargarán de la seguridad frente a la basílica.
Máximas autoridades de las Iglesias Católica y Ortodoxa, respectivamente
Durante la ceremonia, las figuras cristianas y los frescos se esconderán dentro de la iglesia.
​ El más alto tribunal de Turquía dictaminó el 10 de julio que la iglesia puede reconvertirse en una mezquita.
El presidente y el vicepresidente del partido islamista Justicia y Desarrollo (AKP) ante críticas sostuvo, que “Santa Sofía es nuestra propiedad geográfica. Es parte de nuestra soberanía”.
  • Las Críticas de la Iglesia ortodoxa no se hicieron esperar.​ El Patriarca Bartolomé de Constantinopla, jefe de la Iglesia ortodoxa, se había pronunciado estrictamente en contra de la conversión de la Santa Sofia en una mezquita.
La Basílica es uno de los monumentos arquitectónicos más importantes del mundo, declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.
Nikolas Uzunoglu, presidente de la Federación de Turcos de origen griego (IREF), expresó antes de la decisión de la corte, que pensaba que era incorrecto que Santa Sofía se convirtiera en una manzana de la discordia política. La edificación representa la paz entre religiones y civilizaciones.

También la Iglesia ortodoxa de Rusia criticó duramente este cambio.”Las preocupaciones de millones de cristianos no han sido escuchadas”, señaló Vladimir Legoida, portavoz de la Iglesia Ortodoxa Rusa a la agencia Interfax. “La decisión de la corte muestra que todas las demandas fueron ignoradas”, señaló Legoida.

Por su parte, la presidenta griega, Katerina Sakellaropoulou, pidió ayuda al papa Francisco para que la ayudara a ejercer influencia internacional en la disputa de Santa Sofía.
  • El papa Francisco ya había dicho en la Plaza de San Pedro el domingo, después de la decisión sobre la conversión de Santa Sofía, que siente un “gran dolor” por ​ la insólita situación.
  • Anteriormente, la máxima autoridad islámica de Turquía fue severamente criticada en abril de este año después de un sermón con motivo del Ramadán, el mes de ayuno, en el cual atribuyó el brote del coronavirus, a la homosexualidad y al celibato.