Implementación de proyecto piloto de restauración activa de mangle en la Ciénaga Grande: @CORPAMAG e @invemarcolombia, vía @TecnoglassSA la @_VentanaAlMundo

  • Con el propósito de favorecer el desarrollo de la cobertura vegetal en el  sector noroccidental de la Ciénaga Grande de Santa Marta, la Corporación Autónoma Regional del Magdalena- Corpamag- y el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras “José Benito Vives de Andreis”-Invemar -se encuentran implementando un  proyecto piloto de restauración activa de manglar, como actividad complementaria a la ejecución de las obras de recuperación hidráulica y demás actividades desarrolladas en la Ciénaga Grande de Santa Marta.

 

El convenio comprende evaluar el uso de módulos biodegradables como estrategia activa, para favorecer la recuperación del mangle y generar recomendaciones para su uso posterior en programas de restauración. Para su intervención se seleccionó el Caño La Caleta del Tambor, el cual cuenta con las condiciones favorables en términos de acceso al recurso hídrico, y actualmente se viene trabajando en la construcción y montaje de montículos utilizando sedimentos extraídos del proceso de dragado de los caños, los cuales se confinan en estructuras biodegradables. Así mismo, se viene realizando la colecta y siembra de plántulas o propágulos en los módulos previamente construidos; y posteriormente se llevará a cabo el monitoreo para evaluar las principales variables que influyen en el crecimiento y desarrollo de los manglares.

  • La Ciénaga Grande de Santa Marta es un ecosistema altamente afectado, desde el desastre ambiental causado por la construcción de las vías Ciénaga – Barranquilla en los años 50’s y la vía Sitio Nuevo – Pivijay en los 70’s, años en los que pasamos de tener 51.000 has de bosque de mangle a tener tan sólo 18.000 has.  Gracias a las intervenciones realizadas por Corpamag en los principales cuerpos de agua que la alimentan, hoy el proceso de recuperación de manglar avanza de manera positiva, tal como lo reportan los informes del Invemar, en donde se hace mención que  a 2018 se evidencia un aumento de 35.000 has. Sin embargo, cada día el proceso de recuperación es más difícil y los retos son mayores, teniendo en cuenta la incidencia del cambio climático y la presión de las comunidades que viven alrededor y dentro de la Ciénaga, que en ocasiones  no realizan un correcto uso de los recursos naturales.