Otro caso de Boda interracial en la Monarquia europea 

La hija del rey de Noruega oficializa su Noviazgo con Afrodescendiente.

Por Eco

El siglo XXI marca un cambio abismal en relación con el tema racial en el mundo, que concibe la piel blanca como factor dominante, en todos los aspectos de la vida.

En el plano político el arribo a la presidencia más importante a escala internacional batió un hit sin precedentes Baraka Obama, hombre afroamericano brillante, que subió al podio presidencial estadounidense.

Algunos años después cuando el mundo retrógrada y discriminante apenas se reponia de la “sorpresa Obama”, surge del mismo Estados Unidos una actriz afroamericana que protagoniza una relación amorosa real con el nieto de la Reina Isabel de Inglaterra, que termina en una pomposa boda y el advenimiento de un nieto mestizo, lo que dejó una estela de consternación en los llamados “sangre azul” y boquiabiertos a todos los habitantes del planeta.

Solo unos meses después, por fortuna, otro ejemplo de indiscriminación racial llena los primeros planos mediáticos: la oficialización del noviazgo de la Princesa Martha hija del Rey de Noruega. Este y los casos anteriores son el comienzo de una nueva Era Social, generadora de profundos cambios de equidad e inclusión en el mundo.

La reciente noticia acompañada de fotografías devela la relación amorosa de la princesa noruega con Shaman Durek de ascendencia africana y registra, ademas, la romántica nota de la princesa refiriéndose a su amor:

“Cuando encuentras a tu alma gemela, lo sabes. Y yo he tenido la suerte de haber conocido la mía… Me ha hecho darme cuenta de que el amor incondicional existe en este planeta… Me siento feliz y bendecida porque es mi novio”, dice en el texto la hija del rey Harald. Y advierte: “No elijo a mi hombre para satisfacer a ninguno de ustedes”.

El nuevo yerno del rey de Noruega se define en sus redes sociales como “innovador evolutivo, líder del empoderamiento femenino y activista de los derechos humanos”. Según cuenta en su biografía, Shaman Durek sufrió un problema de salud a lo 30 años que le hizo estar clínicamente muerto. Tras superarlo, comenzó su carrera espiritual y se convirtió en un líder que siguen cientos de personas, entre ellas la actriz Gwyneth Paltrow. Así fue como Marta Luisa conoció a quien es su nueva pareja. Ahora dan conferencias juntos. Bajo el título La princesa y el chamán.

(Fin)