Primera dama distrital, Katia Nule, recibió el reconocimiento ‘Gran mujer barranquillera’, vía @TecnoglassSA

La primera dama del Distrito, Katia Nule, quien se ganó el cariño de los barranquilleros por su incansable gestión social en los últimos años, y quien permanece en el corazón de todos como una de las inolvidables reinas del Carnaval, recibió un reconocimiento de parte del Concejo de Barranquilla, que la condecoró con la medalla ‘Gran mujer barranquillera’, en el marco de la conmemoración del mes de la mujer.

Esta máxima distinción se otorga a las mujeres que a nivel distrital sobresalen por la labor realizada en el campo social, cultural, económico, deportivo y en defensa de los derechos humanos.

Por su aporte al desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida  de la comunidad, la primera dama se hizo merecedora de este reconocimiento público, que la destaca como una mujer inteligente, sencilla, dueña de un gran carisma y don de gente, que inspira y transmite afecto y respeto, una persona transparente de alma y de pensamiento, una mujer de palabra que sabe llamar las cosas por su nombre.

“Ser primera dama me ha dado la oportunidad de trabajar por los más necesitados, por la población vulnerable y lo hemos hecho con mucho amor, he tenido un gran apoyo del alcalde de Barranquilla porque cada proyecto que le presento para mejorar la vida de los niños, adultos mayores, mujeres y habitantes de calle siempre me dice sí, muchas gracias al Concejo por esta mención que recibo con humildad y cariño”, expresó Katia Nule.

 

La primera gestora distrital, dueña de un gran entusiasmo, se desempeña en múltiples roles, es poseedora de muchísimas virtudes que le han permitido ganarse el corazón de los barranquilleros, liderando acciones y estrategias en favor de la niñez con el programa ‘Trabajando por los niños’ y siempre está dispuesta a escuchar a nuestras mujeres con el sentir de que “la mujer barranquillera sea libre, empoderada y alegre”.

Otra de las motivaciones de Katia Nule son los adultos mayores, para quienes ha liderado programas y proyectos que los benefician y mejoran su calidad de vida. Asimismo, se destaca el trabajo que adelanta con los habitantes de calle, quienes merecen una nueva oportunidad, contribuyendo así a que Barranquilla sea una ciudad incluyente y con oportunidades para todos.

“Soy una convencida de que cuando Dios nos pone en un lugar privilegiado es nuestra obligación mejorar la calidad de vida de las demás personas, por eso seguiré trabajando con todo mi equipo 24/7 por esta Capital de Vida”, finalizó diciendo la primera dama.

(Fin)