Desaparición de las abejas amenaza nuestra supervivencia

Fumigaciones y cambio climático depredadores de las abejas

 

 

Las abejas son las encargadas de polinizar por lo menos las dos terceras partes de los frutos y otras variedades vegetales que consumimos los seres humanos y numerosos animales. De tal manera que si ellas desaparecen o disminuyen considerablemente en número, el mundo sufriría una de las peores hambrunas que alguna vez hayamos experimentado. Y tal vez, como decía el científico Albert Einstein, la especie humana podría llegar a desaparecer. Ese pronóstico apocalíptico es compartido también por la publicación científica National Geographic.

¿Qué podemos hacer para preservar  estos laboriosos animalitos que se encargan de producir la saludable miel y de hacer que el polen de las flores se convierta en frutos deliciosos?

Rafael de Cola, un apicultor por más de cincuenta años de experiencia, propietario de Colmenares La Flor, en Baranoa,  nos recomienda sembrar más árboles, arbustos y plantas que produzcan flores, mantener nuestros jardines lo más silvestres posible, no cortar la grama con tanta frecuencia, no destruir los nidos de las abejas, utilizar en lo posible especies animales para combatir las plagas, y emplear en una mínima cantidad los elementos químicos para la fumigación, y solo cuando sea absolutamente necesarios.
(Rafael de Cola, Colmenares La Flor, celular 301 690 8484)
(Fin)