“Por qué el @Pontifex_es Francisco no va a Argentina” se preguntan sus compatriotas

  • “Porque no aprueba las politicas de Macri” especulan los argentinos

Por Eco

Saludo “frío”
Ausencia de sonrisas en el Vaticano

Por qué el Papa no va a Argentina, es la pregunta del millón  que se hacen sus compatriotas.”El no necesita ser invitado”,” A su tierra natal puede ir cuando quiera”.
Las especulaciones aumentan cada vez más  y cada quien tiene sus propias versiones, especialmente la Prensa Argentina al no obtener respuesta del Vaticano.
Desde que Jorge Bergoglio fue eleido la máxima autoridad de la Iglesia Católica, en el 2013, ha visitado 31 países, entre esos, siete suramericanos. Hecha la comparación con los dos Papas anteriores, estos visitaron sus países natales a menos de un año de asumir el Papado.
La cercana relación que mantenía Bergoglio con el ala más conservadora de la política argentina se ha ido deteriorando desde su nombramiento papal. La actual vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, quien era su amiga personal , hoy no tiene el mismo vinculo.
En relación con el presidente Mauricio Macri, algunos Medios recuerdan las diferencias entre ellos, sobre la concepción del mundo, debido a que el pontifice ha cuestionado fuertemente el capitalismo financiero y el libre comercio, -políticas justamente impulsadas por Macri- pero sostienen a la vez, que sus pensamientos disímiles al respecto, no significan que el Pontífice no quiera tener buenas relaciones con el mandatario argentino. En algunos otros estamentos politicos argullen que “el Papa irá a Argentina, cuando le toque”, “hay muchos otros países donde la presencia del Papa es inminente”.
Otras versiones se inclinan a que “Quizás las condenas que periódicamente hace el Papa hacia las políticas neoliberales, las condenas que hace a los gobiernos que son duros con la inmigración, o que no reconocen determinados derechos sociales, haya generado algún distancamiento entre ellos”.
Lo cierto es que no hay ningún pronunciamiento de parte del Papa Franacisco, quien sigue con el aval y la admiración del mundo, por su amplia consciencia social.