Cábalas de fin de año, por si acaso

 

Millones en el mundo se aferran a las cábalas, para atraer la suerte

Por Karel

Por fin termina! dirán los que sufrieron reverses este año, mientras muchos de ellos preparan cábalas o rituales para atraer la buena suerte en el próximo año. Hasta los más escépticos se someten a estas tradiciones esotéricas, por si acaso.

Una de las cábalas antiguas, es usar una prenda de vestir de color amarillo en la noche vieja para atraer la buena fortuna. El color rojo para conseguir un amor y el blanco para la salud.

No olvidar que un bocado de lentejas trae prosperidad, y a las doce campanadas del reloj en la media noche, abrazar a una persona del sexo opuesto para lograr la pareja ideal.

Dicen los más crédulos que darle la vuelta a la manzana portando una maleta , permite el viaje anhelado en el nuevo año. Y para sacar las malas energías de la casa, arrojar a media noche un vaso de agua a la calle.

Recordar el de la silla; subirse a ella o en una escalera y luego bajarse con el pie derecho, para que la economía vaya en ascenso.

Adornar la mesa con velas blancas encendidas.
Monedas en los rincones de la casa para que nunca falte la plata. Las espigas para tener la despensa siempre surtida de alimentos.

Y por supuesto las uvas! Comerlas a las 12 de la noche del 31, pidiendo que se cumpla un deseo por cada uva.

Cierto o no, lo real es que millones de personas en el mundo practican las cábalas cada fin de año, con la esperanza reverdecida de atraer la buena suerte en el nuevo año. Las practican por si acaso.