Harry y Meghan, ejemplo edificante contra el racismo

 

El Principe Harry y la activista afroamericana se casarán bajo la aprobación de la Realeza

Por Elsita C.

El nieto de la reina Isabel de Inglaterra y Meghan Markle, actriz y activista afroamericana , anunciaron su compromiso de boda, que se celebrará en Mayo de 2018, en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor , un mes después de que naciera el tercer hijo de los duques de Cambridge. La feliz pareja se residenciará en el Palacio de Kensignton en Londres, donde vivió muchos años la princesa Diana.

Triunfó el amor, después de abusos, acoso, mentiras y racismo que resistió la pareja con dignidad. A sabiendas de que habría duras críticas, mantuvieron su noviazgo con mucha discreción.

 

“En momentos como este, hecho de menos a mi madre para compartir las buenas noticias. Pero con el anillo, que lleva dos diamantes de ella, y todo lo demás que está ocurriendo, estoy seguro de que está con nosotros.”

“Ella y Megan hubieran sido uña y mugre”: Harry

La feliz novia, nacida en los Angeles (California) es graduada en Comunicación de la Universidad de Northwestern y, actualmente, embajadora de la ONU, cuya actividad altruista es afín a la labor benefactora del príncipe, líder mundial de varias causas humanitarias.

Tanto la familia Real de Harry, como los padres de Meghan, director de Ilumination y trabajadora social e instructora de yoga, aprueban complacidos el compromiso.

En una sentida entrevista con la BBC de Londres, la expresiva pareja revela su amor y complicidad, con madurez y simpatía.

El mundo avala la boda de la bella pareja interracial, que ha generado gran revuelo mediático.