Solución a las Inundaciones por intensidad de lluvias

 

Rotterdam (Holanda) Ciudad Modelo

Por eco

Las actuales inundaciones por las copiosas lluvias que están afectando a varios lugares lugares del país, con énfasis en ciudades turísticas como Santa Marta y Cartagena y otras poblaciones cercanas al mar, nos hace pensar en la urgencia de soluciones que el gobierno colombiano debe asumir.

En relación con el aumento del nivel del mar por el calentamiento global que sufren Colombia y el mundo, es menester la observancia hacia países desarrollados que inventan estrategias para contrarrestar la inclemencia climática.

Por ejemplo Holanda, visitada con frecuencia, en los últimos años, por muchos países, con el fin de conocer las técnicas apropiadas que utilizan exitosamene los holandeses especialmente en la ciudad de Rotterdam, segunda en importancia del país, para hacerle frente a las amenazas del Cambio climático.Y este interés se debe ante todo, al manejo del agua que ejerce esta ciudad europea, considerando que el vital líquido es una de las áreas más afectadas por el flagelo climático.

Rotterdam Tiene plazas con espacios que son de esparcimiento, pero que tienen gran capacidad para depositar agua, con el fin de evitar que la ciudad se inunde por las intensas lluvias.

Esta ciudad con un 80% bajo el nivel del mar es un modelo para el resto del mundo por sus técnicas de protección contra el aumento del nivel del mar, la intensidad frecuente de lluvias y las sequías. Lo curioso y exótico del procedimiento estratégico radica en, que en vez de batallar contra las inundaciones, se permite que el agua entre y se deposite adecuadamente en las plazas de gran capacidad para retener agua. Como lo dice el Viejo proverbio: “si no puedes con el enemigo, únete a él”.

La ciudad cuenta con varias estructuras, que brindan regularmente servicios a la comunidad , pero que en situaciones críticas, se convierten en enormes acumuladores de agua; como ejemplo de ello: la plaza de patinaje y un estacionamiento puúblico que tiene capacidad hasta de diez mil metros cúbicos de agua de lluvia.

Cuando se presentan estos casos fortuitos de acumulación de agua, la gente aprende a vivir sobre el agua. Actualmente a traveé de congresos y exhibiciones se estudia la importancia de una arquitectura flotante para la construcción de viviendas y centros comerciales sobre el agua, inclusive granjas.

Otra iniciativa que opera en la práctica es la de convertir los techos de los edificios en espacios verdes, de igual manera sembrados en calles, para que absorban el agua.

Dichas medidas, creativas y funcionales hacen que Rotterdam, sea un modelo de ciudad, resistente al cambio climático.