Cumpleaños de Usiacurí, artesanía, paz y poemas.

Demandan ayuda Estatal


A 40 kilómetros de Barranquilla, se extiende Usiacurí la población más pacífica del Caribe colombiano y del país, que desde el 23 de Octubre del presente año, está celebrando con júbilo, 161 años de haberse constituido en municipio del Dpto del Atlántico. Es de gran complacencia y orgullo, no solo para los atlanticenses y el resto de Colombia, que subsista, en una era convulsionada por la violencia en el mundo, una población, en la cual, desde hace muchos años, no se han registrado muertes violentas. Y no es un sueño, es la realidad: Usiacurí está marcada por la paz, la creatividad y el romanticismo, como pueblo de arte y poesía.
Desde su entrada nos sorprende la belleza del verdor de sus paisajes, que enmarcan sus calles y casas limpias y pintorescas, urbanizadas sobre Colinas. La actitud pacífica de su gente, además de ser heredada de sus ancestros, indígenas mocanás, se debe también a que sus habitantes, jóvenes, adultos, ancianos y niños, permanecen en sus casas tejiendo con la palma de Iraca la bella artesanía, tradición reconocida, como la principal vitrina artesanal del Caribe colombiano. Otro de sus encantos es la casa del poeta Julio Flórez, quien a su arribo al pequeño paraíso se enamoró perdidamente de Usiacurí, dejándole impregnada su esencia romántica como legado. Por consiguiente la magia usiacureña es una gran opción para el turismo nacional.