Llegó segundo grupo desde Puerto Rico: @CancilleriaCol

 

Cancillería, Ministerio de Defensa y Fuerza Aérea de Colombia trasladaron desde Puerto Rico hacia Colombia a otras 163 personas damnificadas por huracán

28/09/2017
Cancillería, Ministerio de Defensa y Fuerza Aérea de Colombia trasladaron desde Puerto Rico hacia Colombia a otras 163 personas damnificadas por huracán

 

Bogotá (sep. 28/17). En la tarde del 28 de septiembre llegaron a la capital del país otros 163 damnificados por el huracán María que fueron trasladados en una operación conjunta entre la Cancillería y la Fuerza Aérea de Colombia.

Entre las personas que llegaron al país hay 149 colombianos originarios de Armenia, Barranquilla, Bogotá, Cali, Cartagena, Fusagasugá y Medellín, así como un grupo de 14 extranjeros, conformado por 9 ecuatorianos, 4 chilenos y un hondureño, quienes pidieron que los ayudaran a salir de Puerto Rico por las difíciles condiciones que allí se registran.

Para garantizar que ningún colombiano se quedara sin recibir asistencia, los seis funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores que viajaron a Puerto Rico hicieron una intensa búsqueda de connacionales en la isla; visitaron albergues, llamaron una a una de las personas que estaban inscritas, visitaron el Consulado y se desplazaron hasta el segundo aeropuerto con el fin de localizar más colombianos.

Gracias al trabajo conjunto entre la Cancillería, el Ministerio de Defensa y la Fuerza Aérea Colombiana se ha logrado el traslado de 347 personas en tan solo 2 días.

Cesar Augusto Clavijo Rodríguez es una de las 163 personas que llegó esta tarde a Colombia luego de haber pasado según él,  “los ocho días más difíciles de su vida”. Él se encontraba de vacaciones en la isla en el momento del paso del huracán María. En su opinión, no se sintió solo gracias al apoyo de la Cancillería. “Nos han escuchado, nos han atendido, y en ese momento uno se siente orgulloso de ser colombiano”.

La turista colombiana Marta Cecilia Cárdenas cuenta cómo vivió la emergencia por el huracán: “fue terrible, sentíamos como volaban cosas sobre el techo, nosotros estábamos en un lugar seguro”.