Santos a los graduandos de la Universidad de Virginia, USA: “Cada tormenta, cada viento desfavorable, cada fuerza en el universo, los ayudará a lograrlo. ¡Se los prometo!”.

 

 

Charlottesville, Virginia , viernes, 19 de mayo de 2017
Foto: César Carrión – SIG
‘La respuesta no es sucumbir al temor, la intolerancia y el odio hacia quienes son diferentes’, les dice el Presidente a graduandos

​El Mandatario, orador invitado en la Universidad de Virginia, les afirmó a los estudiantes que “su generación ve la diversidad como una fortaleza y no como una debilidad” y les indicó que “este no es el tiempo de desconectar, sino de reconectar”.

Una exhortación a no “sucumbir al temor, la indiferencia y el odio hacia quienes son diferentes”, hizo este viernes el Presidente Juan Manuel Santos en la ceremonia de despedida de los estudiantes graduados de la Universidad de Virginia.

 

El Mandatario y Premio Nobel de Paz quien fue uno de los oradores invitados al acto académico, les explicó a los graduandos el difícil proceso cumplido por Colombia para poder decir que “está construyendo una paz duradera”.

 

Como uno de los efectos del fin del conflicto, el Jefe del Estado les dijo que “hoy, en nuestros hospitales militares, las camas que estuvieron llenas de soldados heridos están prácticamente vacías”.

También señaló que actualmente “miles de guerrilleros están entregando sus armas, aprendiendo nuevos oficios y preparándose para reincorporarse a la sociedad bajo las reglas de nuestro sistema democrático y el estado de Derecho”.

 

Hizo hincapié en la complejidad de la tarea y les afirmó que “nuestro barco llegó a su destino. No porque fuera fácil, sino porque fue difícil”.

 

Recordó que con esas últimas palabras el entonces presidente John Kennedy “convocó a la generación de sus abuelos a apoyar una misión a la Luna”.

 

Y les recomendó que “cuando ustedes se vayan hoy, pregúntense cuál es, cuál será, su puerto de destino. ¿Cuál es su “viaje a la Luna”, su gran proyecto?”.

 

Así mismo, el Presidente Santos les aseguró a los estudiantes que “cada tormenta, cada viento desfavorable, cada fuerza en el universo, los ayudará a lograrlo. ¡Se los prometo!”.

 

Igualmente, les puso de presente que el “mundo polarizado de hoy enfrenta turbulencias políticas, la amenaza del terror, brotes de guerras sectarias y la creciente, terrorífica, posibilidad de un conflicto nuclear”.

 

Ante ese panorama, continuó el Mandatario, “la respuesta no es sucumbir al temor, la intolerancia y el odio hacia quienes son diferentes a ustedes”.

 

Así mismo, les manifestó que la generación a la que pertenecen “no puede y no debe dar marcha atrás ni rendirse a estas fuerzas siniestras y regresivas” y añadió que “su generación debe comenzar a liderar ahora. No más tarde, ¡ahora!”.

 

Les expresó que “su generación cree en el poder unificador del amor. Su generación ve la diversidad como una fortaleza y no como una debilidad”.

 

Aseveró que el actual momento no es el de “dar la espalda, sino de extender el brazo a otros. Que este no es el tiempo de desconectar, sino de reconectar”.

 

Llamó la atención para que “las diferencias de raza, de credo o de preferencia sexual no pueden distraernos de esta verdad esencial e indiscutible: nosotros, los seres humanos, somos UNO”.

 

Y enfatizó que “nuestro pueblo se llama el mundo. ¡Y nuestra raza se llama humanidad!”.

 

Finalmente, invitó a los graduandos a ser “exitosos haciendo la diferencia: a crear un mundo con mayor compasión, tolerancia y amor”.

 

(Fin/bco)