La catedral de Barranquilla, a propósito de la venida de Francisco a Colombia

 

 

Esta será por siempre la Catedral de Juan Pablo Segundo en Barranquilla. Ella y los barranquilleros recibimos la bendición del papa, ahora santo, el 7 de julio de 1986. La visita del santo padre fue posible gracias a las gestiones devotas del gobernador de entonces Fuad Char, de su esposa (Q.E.P.D.) Adelita, del presidente de la República, Belisario Betancurt, del Arzobispo Germán Villa Gaviria, de monseñor Víctor Tamayo, y de muchas otras personas que trabajaron de manera anónima y efectiva. Siempre recordaremos a Juan Pablo Segundo. Esta es su catedral. A propósito de la visita de Francisco a Colombia.