La barranquillera Marina Danko el Gran Amor de Palomo Linares, por Elsa C.

 Marina y Palomo ocuparon muchas veces las portadas de revistas prestigiosas

La muerte de Palomo sorprendió a España
Se separaron después de cuarenta años
Tensión entre los hijos del torero y su novia
Personajes en el funeral

El diestro español Palomo Linares, uno de los más  grandes toreros que ha dado la Tauromaquia a escala mundial, rompió el corazón de los españoles, por su reciente fallecimiento ocurrido el 24 de abril del presente año, después de una operación quirúrgica a corazón abierto.
El torero nacido en Linares, Andalucía, tenía a su muerte, 69 años y compartía su vida recientemente con la Jueza venezolana Concha Azuara, 27 años menor que él, pero el gran amor de su vida fue Marina Danko, oriunda de Barranquilla, Colombia, con quien contrajo nupcias hace cuarenta y dos años y de quien se separó solo hace cuatro años, por motivos desconocidos .

Palomo y Marina se conocieron en Palma de Mayorca, donde la bella barranquillera pasaba vacaciones con sus padres. Marina era hija de un jugador de fútbol húngaro, Imre Danko, que se había establecido en la ciudad caribeña, donde contrajo matrimonio con la hija del “Rey del café” Celio Villalba (fallecido) dueño de Cafeteria Almendra Tropical, empresa emblemática de Colombia.
Marina apenas tenía quince años cuando conoció a Palomo Linares y solo se casaron despues de siete años de conocerse, hasta cuando la barranquillera terminara estudios de Bellas Artes en la Sorbona de Paris, y más tarde, Diseño de moda en Miami.
De vuelta a España, en 1977, se convierte en la esposa de Palomo Linares. La boda fue aclamada por una multitudinaria fanaticada.
El feliz matrimonio fue objetivo principal de la Prensa Social española y del mundo, que además  catalogaba a la barranquillera, como una de las mujeres más bellas del planeta, y la mejor vestida del país Ibérico, al punto de ser nombrada “Señora España”
La felicidad de la pareja transcurrió’ en su magnífica finca “El Palomar” con sus tres hijos, actualmente de 39, 36 y 28 años. Hoy lloran la muerte de su padre que en los últimos años, para llenarse de paz interior, aprovechó su retiro para dedicarse a la pintura artistica, que según los entendidos, realizaba con destreza.A pocas horas de la muerte del gran torero andaluz, sus hijos y su novia actual, Concha Azuara, evidencian una marcada tensión entre ellos, ocasionada por la defensa de sus derechos herenciales, tema delicado que asume la jueza Azuara ante la prensa, con el testimonio de que se hubiera  casado con el torero, tan pronto recuparara su salud.
Murió Palomo Linares dejando en alto la tauromaquia hispana. Paz en su tumba